En días como hoy…

 

… una de las cosas que más aprecio es la vida. Mi vida. Con sus cosas buenas y sus cosas malas. Con sus tristezas, sinsabores, sueños, personas, alegrías y puntos positivos.

… una de las cosas que me evocan una sonrisa es estar trabajando mientras escucho buena música y escuchar a mi pequeñajo como se ríe y juega con su padre. Esto, en verdad, sí es una delicia.

… una de las cosas que aprecio es despertarse un día soleado con todos en casa. Seguros. Felices. Sabiendo que los nuestros están bien y con la misma sensación que si fuéramos a descubrir el mundo.

… una de las cosas que más detesto es todo lo que está sucediéndole a nuestro mundo. Intento buscar alguna explicación razonable, pero sinceramente lo único que encuentro es una sinrazón que cada día causa más muerte, dolor, pesar, tristeza y una sensación extraña de inseguridad. Un nudo en el estómago es lo que se me queda siempre que veo o escucho ese silencio.

… empiezan las teorías, las tertulias en los medios, en la calle, en el bar. Cada uno con la suya propia válida desde su propio ser. Empiezan las elucubraciones sobre qué pasará y cómo actuarán los que nos dirigen. Pero el dolor, las imágenes, las reacciones… se siguen sucediendo a pesar de las palabras.

… pienso que nos podría haber tocado a cualquiera de nosotros, a aquellos que hace tan solo unos días estábamos ahí disfrutando de nuestro tiempo libre y de una ciudad que evoca al amor, la libertad, la democracia, la alegría y, sobre todo, la vida. Esa que unos desalmados han arrebatado a numerosas personas sin detenerse siquiera en su mirada y en pensar en todas las piezas que dejan fuera del puzle de sus vidas.

… pienso en todos ellos y la tristeza se apodera del día. Me pregunto qué se les pasará en esos momentos por la cabeza para hacer todo lo que hacen y provocar tanta destrucción y dolor. Me pregunto si eso es realmente lo que querría su Dios, aquel al que aclaman en cada acción y al que ponen por delante de avanzadilla, como si fuera una razón excusable para todo aquello que provocan.

… egoístamente, soy feliz al saber que todos estamos aquí y, sobre todo, estamos bien.

#TodosSomosParis #PrayforParisprayforparis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s